02 enero, 2012

La culpa de que llore la tiene mi imaginación.

Algunos son felices con poco, otros piden demasiado, yo soy feliz con lo imposible aunque me haga daño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.