04 marzo, 2012

No significa nada.

-Tienes ganas de llorar?
+No, por qué?
-Porque yo sí.
+Es para tanto?
-Es demasiado.
+Olvídalo todo, no quiero verte así ni hoy, ni nunca.
-No puedo olvidar las cosas preciosas que ocurren en mi vida, y, menos aún las personas que hacen que sean maravillosas... Me verás así tantas veces que te acabarás acostumbrando...
+No puedo acostumbrarme a verte así.
-Así, como? Llorando sin saber el motivo exacto por el que caen lágrimas de mis ojos? Es mejor no guardase lo que uno siente...
+Sé que es mejor, pero no entiendo que me hables con esas palabras tan tristes si mientras lloras sonríes.
-Soy una estúpida, no lo sabías? Tengo un revoltijo tan grande de sentimientos que no sé si lloro de alegría o de pena, o si lloro porque mi imaginación y mis ilusiones van de la mano para hacerme daño...
+Lo único que sé es lo que estás viviendo en tu casa, pero no sé como te sientes exactamente.
-Déjame sola, quiero llorar sin que nadie se compadezca de mi. Fuera

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.